¡Visítanos!








    ¿Crédito infonavit o bancario?

    Noviembre 22, 2021   |   Inversión,

    Si estás planeando comprar una casa, seguro estás viendo que opción te conviene más, acudir a tu banco para ver qué préstamos hipotecarios te pueden ofrecer, o si recurrir al Infonavit para que te apoye con una parte del gasto.

    Ambas opciones tienen ventajas y desventajas, pero dependiendo de tu historial crediticio, del ingreso que tengas tú o tu familia, puede haber una gran diferencia entre lo que pagues mes a mes por tu vivienda, o cuánto termine costando en realidad. Por eso te hablaremos sobre las diferencias entre ambos créditos y los factores que debes tomar en cuenta antes de tomar cualquier decisión.

    Crédito Infonavit

    Como el objetivo del Infonavit es que todos los trabajadores puedan comprar su propia vivienda, sus programas de financiamiento no se basan solo en tu salario, pues también consideran la edad, el ahorro en la subcuenta de vivienda y los bimestres que llevas cotizando para decidir cuánto dinero prestarte, con un límite de 2 millones 217 mil pesos.

    Entre sus ventajas, está el hecho de que no necesitas tener una tarjeta de crédito ni un buen historial crediticio. Además, si ganas menos de seis salarios mínimos, es la única institución que te ayudará.

    Otro punto a favor es que, no necesitas tener ahorrado el enganche de la casa, pues este se toma de tu subcuenta de vivienda, que no es otra cosa sino el dinero que aportas tú o tus patrones cada bimestre.

    Sin embargo, debes considerar que las tasas de interés del Infonavit, pueden ser de hasta 10.45 por ciento, más altas que las que ofrecen los bancos en promedio, así que debes calcular bien cuánto dinero necesitas para no terminar pagando de más.

    Créditos bancarios

    Como ya se mencionó, los bancos también cuentan con diversos créditos hipotecarios, con tasas de interés que rondan del 7 al 9 por ciento. No obstante, tienen sus propios requisitos, que debes conocer antes de comprometerte con ellos.

    El primero es que aquí sí necesitas tener un buen historial crediticio. Para eso debes haber tenido tarjetas de crédito o haber solicitado un préstamo antes y haber saldado tus deudas a tiempo.

    Además, aunque las tasas de interés son menores, los bancos suelen exigir que contrates seguros contra daños a la propiedad o contra el desempleo, para asegurarse de que no pierdan dinero en caso de alguna eventualidad, y su costo se suma a lo que vas a pagar por la casa.

    La principal ventaja de los créditos bancarios es que puedes pagar tu casa en 10 o 15 años, mientras que con el Infonavit el crédito puede llegar a los 25 años. Cierto, el pago mensual en la primera opción es más alto, pero el costo final de la vivienda es menor.

    Qué opción elegir

    La mejor opción depende de cuál es tu situación financiera, pero en general, el Infonavit es la más conveniente cuando tu salario no es muy alto, o cuando ya tienes ahorrada una cantidad considerable en tu subcuenta de vivienda, y puede cubrir una parte del costo de la casa.

    En cambio, sí recibes un sueldo de más de seis veces el salario mínimo, los bancos generalmente serán tu mejor opción, pues sus tasas de interés son menores y puedes pagar el crédito en mucho menos tiempo, lo que significa un ahorro adicional.

    Finalmente, otra opción es el cofinanciamiento, donde contratas dos créditos, uno con un banco y otro con el Infonavit. Aunque requieren mucha investigación para elegir la mejor combinación, la ventaja es que puedes recibir más dinero que el que te daría cualquier institución sola, además de que puedes ocuparlo para comprar tu casa en menos tiempo.

    Ahora que ya conoces las principales ventajas y desventajas de cada opción, analiza y decídete a estrenar la casa de tus sueños. En Ruba tenemos las mejores opciones en la ubicación que necesites. Recuerda que estamos en 17 ciudades en 12 estados de la República Mexicana.

    Últimos artículos